Cómo venir a Japón a estudiar en una escuela

¡Hola! En la entrada de hoy voy a hablar de un tema que sé que os interesa a muchos de vosotros, y ese es el de estudiar japonés en una escuela en Japón. Yo ahora mismo me encuentro como estudiante en el país nipón, así que os contaré también mi opinión sobre la escuela donde estoy estudiando.

Venir a Japón a estudiar es tal vez una de las maneras más sencillas de poder pasar una temporada aquí, aunque no muy económico, ya que el precio de las matrículas es bastante elevado… Pero vayamos por partes.

Antes de nada, deberemos elegir la escuela donde queremos estudiar. Hay muchas páginas en español donde se puede encontrar información sobre las escuelas más famosas, como la gran página de Go! Go! Nihon. En ella podéis encontrar escuelas en Tokyo y Osaka. Lo bueno elegir las escuelas de esta página es que ellos mismos realizan todo el papeleo, así que vosotros no tendréis que preocuparos de nada. Simplemente os tocará ir a la embajada japonesa y recoger vuestro preciado visado de estudiante, con el que podréis entrar a Japón y estar allí el tiempo que dure el curso.

Pero claro, hay muchas más escuelas a parte de las que aparecen en la página que os he enseñado antes. Por ejemplo, en mi caso, no me interesaba ir a ninguna de esas, ya que cuando vine a Japón mi casa estaba en Chiba, una zona pegada a Tokyo, y el tener que ir hasta el centro de Shibuya o Shinjuku no me resultaba cómodo, ya no solo por el precio del transporte, bastante elevado, sino por la cantidad de tiempo que iba a gastar (y mirad, ahora vivo en Tokyo y mi escuela sigue en Chiba, así que gasto tiempo y dinero, pero ay, la vida, nunca se sabe qué va a pasar…).

Pero bueno, el caso es que yo, sabiendo que iba a vivir en Chiba, me centré en buscar escuelas solo en esa zona. El precio de la matrícula en escuelas fuera de Tokyo cambia muchíiiiiisimo. No llega a ser barato, claro, pero el precio baja bastante. La matrícula anual de la escuela donde estoy ahora cuesta poco más de 600.000 yenes (al cambio, 4.500 euros). Por cierto, a quien le interese… mi escuela se llama Ichikawa Japanese Language Institute, y su página la podéis ver pinchando aquí.

Para hacer los trámites vosotros mismos siempre hay unos pasos a seguir

Primero, deberéis poneros en contacto con la escuela que habéis seleccionado, diciendo que estáis interesados y bla bla bla. Ellos os contestarán muy pronto, no agobiarse, y os enviarán una lista de los documentos, que suelen ser de dos tipos:

  1.  Documentos que tenéis que rellenar: datos personales, tanto vuestros como de vuestros padres y hermanos, en el caso de que tengáis (sí, los japoneses lo quieren TODO), una breve redacción en inglés (y japonés si es posible) de por qué queréis estudiar en dicha escuela, etcétera.
  2. Las típicas fotocopias del pasaporte, certificados de vuestra escuela donde hayáis cursado los estudios básicos (un mínimo de 12 años, si mal no recuerdo), título universitario si lo tenéis, y demás cosas normales. Lo raro viene cuando os piden un certificado donde se refleje el salario anual de vuestro aval (la persona que os ayudará a pagar la escuela, en el caso de que por vosotros mismos no podáis pagarla).

Pero pero pero… “¡¿por qué hace falta un documento así?!”, os preguntaréis. Bueno, a los japoneses les encanta pedir documentos de todos los tipos y hacer toda clase de preguntas cuando se trata de hacer trámites de este tipo. Pero lo más importante es que podáis demostrar que no sólo tenéis dinero para pagar la matrícula anual, sino para poder vivir en Japón un año o lo que dure vuestro curso sin problemas. En uno de los documentos que yo tenía que rellenar me preguntaban incluso cuánta cantidad de dinero estimaba que iba a gastar en un mes en Japón. Pero no os preocupéis como lo hice yo, poned una cantidad estimada y que sea “real” y no habrá ningún problema.

Una vez juntado todo, deberéis traducirlo al inglés. Yes. En mi escuela no hay nadie en recepción que entienda español, ese fue mi problema, así que me tocó escanear todo, buscar un programa para poder editar PDF, hacer uso de mis ya olvidados conocimientos de inglés (después de pasar un año en Japón estoy olvidando muchísimo mi inglés pero esta historia no es importante ahora), traducir las partes importantes y volver a imprimir. Después, meter todo en un sobrecito grande y enviarlo a Japón.

“¿¿Y después qué, María, después qué??” os preguntaréis. Ay, pues después de eso os tocará esperar un montón de tiempo hasta recibir una respuesta de la escuela. Una vez enviáis todos vuestros documentos, se lleva a cabo una “investigación” en la que se comprueba que todo está bien, que no habéis mentido en los datos y demás. Al decir “investigación” da miedo, mucho, porque claro… ¿y si no me aprueban y no puedo ir a Japón? Creedme, en tres meses que estuve esperando la respuesta se me pasaron un montón de cosas por la mente. Claro que toda la información que envié era real, pero ay, tres meses de espera… De verdad que no sé por qué se atrasaron tanto, me imagino que fue a que recibieron no solo mi solicitud, sino la de más personas, y que los trámites allí van lento… pero ay. La espera fue muy larga.

Hasta que finalmente llega el día en el que recibes el tan esperado mensaje en el que te dicen que sí, ¡que todo está en orden y que ya eres casi un estudiante de la escuela! (Y que ya pronto vas a Japón). Lo único que queda ya es realizar el pago de la matrícula, y una vez ellos reciben el dinero te enviarán un sobre con información de la escuela, mucha información de la escuela… ¡y oh! ¡¡El certificado de legibilidad!

Con ese certificado deberéis ir a la Embajada japonesa y podréis conseguir vuestro visado. Antes deberéis realizar una llamada a la Embajada, claro, y decir el día de vuestra visita. Sin embargo, los trámites se realizan en el mismo día, y en pocas horas podréis tener vuestro visado de estudiante en el pasaporte con el que poder ir finalmente a Japón.

Así, a grandes rasgos, es cómo realicé los trámites. Es tedioso, sí, y quita tiempo. Pero cuando termina te sientes muy bien, porque eres consciente de todo el proceso y jo. Que es genial poder hacer algo tan importante por una misma 😀

En otra entrada comentaré un poco mis impresiones sobre la escuela a la que estoy asistiendo. Pensaba hacerlo en esta entrada, pero como siempre y como viene siendo habitual, me enrollo un montón. Pero espero que os sirva. Si buscáis por internet seguro que podéis encontrar información más detallada, pero el proceso general es el que os he escrito. Y la experiencia es inolvidable ^-^

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s